Cómo despegar y aterrizar nuestro kite

El despegue de nuestra cometa, será uno de los puntos donde no podemos fallar. En condiciones de viento fuerte, habrá que ser muy minucioso con el despegue pues puede ser el causante de un accidente grave.


Despegaremos siempre a 90º de la dirección del viento. Esto es lo que hemos oido en todos sitios. Vamos a ver el por qué de esta afirmación.
Para entender esto con claridad vamos a fijarnos en el gráfico de abajo

La ventana de viento es la semiesfera formada por cada uno de los puntos en los que nuestro kite puede posicionarse. Tiene zonas donde “cazará” más viento y por tanto el empuje es mayor y zonas más neutrales. Está claro que si la cometa vuela justo en frente nuestro, le ofreceremos todo el paño al viento y por tanto tendremos mayor empuje. ¡Podéis hacer la prueba con un paraguas un día ventoso!.
Si ya conocemos que existe una ventana de viento con zonas de mayor y menor potencia, podremos entender que para despegar, lo haremos desde una zona donde la potencia sea muy pequeña, en el gráfico conocida como “soft zone”. Más cerca de la zona neutral los días de mucho viento y más cerca en la zona de potencia, los días de poco.

Los puntos a seguir serían los siguientes:

  • Con la cometa posicionada en el suelo, cogeremos la barra y nos situaremos con un ángulo de 90º entre la linea formada por nosotros y la cometa y la formada por la cometa y el viento. (dicho de una manera práctica: nos situamos frente a nuestra cometa mirando hacia el viento. Abrimos brazos y estos nos indicarán la dirección donde tenemos que ponernos)
  • Le pediremos ayuda a alguien para que nos ponga la cometa en modo despegue. No vale tu novia, cuñado, mamá, etc…tiene que ser alguien que haga kite o sepa lo que hace. Esta persona sujetará la cometa, hasta que nosotros le digamos que ya la puede soltar.
  • Una vez nuestra cometa en modo despegue, muy importante: nos aseguraremos que las lineas están correctas, y no le haremos la señal de ok al que nos aguanta el kite, hasta no tener claro este punto.
  • ¿Todo ok? pues volamos la cometa por la zona neutral hasta el agua.

 

El aterrizaje es algo más simple. Siempre vais a necesitar de una persona que os agarre la cometa cuando la bajéis. Esta persona, al igual que antes, debe conocer el tema. Tan solo tendréis que bajar muy despacio la cometa por la zona neutral de la ventana de viento y en cuanto la persona que se encarga de coger la cometa, se hace con ella, nosotros soltamos barra y destensaremos las lineas para que la otra persona pueda situarla en la tierra.
Recordad, si la vais a dejar en la arena, echadle tierra encima para asegurarla y no se vaya sola.

Los errores típicos al despegar son:

  • Las lineas están liadas. Debes dejar la cometa en el suelo y empezar de nuevo a montarla. No intentes hacer experimentos con la barra que suelen acabar mal.
  • La cometa no “caza viento”. Prueba a andar un poco contra el viento, hasta que tengas la cometa dentro de la ventana de viento. Notarás como ella sola coge forma y tensión.

 

 

Ante todo, mucha paciencia y hacedlo sin prisas. Más vale perder un poco de tiempo con esto que exponernos a un accidente.